jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

   No, no sufrí una crisis de conciencia irremediable (¡por los bigotes de Nietzsche!), y volví a apegarme al cristianismo. Tampoco me di un atracón de hiperconsumismo de fin de año. No obstante, me resultó interesante transmitir una historia acerca del origen del nacimiento del niño concebido por generación espontánea.

Advertencia: peligro de comentario hereje. 
El origen de todo. Contrariamente a lo que se cree, la raíz de la celebración de Navidad nos remonta a la civilización de Babilonia asentada en el territorio de la Mesopotamia de Oriente, en torno al actual país de Irak, allí donde se registra el nacimiento de la escritura. Por aquellas épocas, se afianzaba en la región el  gobierno de Nimrod, quien después de haber matado a su padre, el también guerrero Kus,  contrajo como esposa a su propia madre, o encarnada asimismo como la paloma, símbolo de muerte y destrucción (¡¿y cuándo no?!). Cuando el rey fue a supervisar la construcción de la Torre de Babel, que él mismo había encargado para desafiar la morada de dios ante  la prevención de un nuevo diluvio, encontró a los trabajadores esclavos en la veneración del solsticio de diciembre. Aun más, el escamoso Nimrod ya considerado sagrado, lo anunció como el día de su cumpleaños. Así, se dieron en su honor fiestas, según se dice, acompañadas de orgías y toda clase de depravaciones. A su muerte, la supérstite  Semiramis, cargaba con una criatura -que podemos apreciar en la fotografía-, engendrada misteriosamente y reconocía como la resurrección del fallecido rey. Milagrosamente, también, la madre virgen presenció una noche el brote de un árbol seco y muerto, cuyo surgimiento fue la continuación hacia una nueva vida del fallecido rey Sol, y proclamó que desde entonces en cada aniversario de su nacimiento Nimrod visitaría el frondoso pino y dejaría regalos en él. De este modo, comenzó la costumbre de adquirir un árbol y adornarlo, por ejemplo con cerezas, así como también decorar las puertas de las casas el 25 de diciembre.
Feliz Navidad para todos. Herencias directas de las Sacés de Babilonia fueron las denominadas Saturnalias romanas -de las cuales ya he hecho mención en una oportunidad en el blog- conmemoradas en honor a Saturno, a quien rendían culto en esas fechas para bendecir a la agricultura, que se extendían una semana y culminaban el 25 de diciembre, para celebrar el día del Sol invicto. Durante su transcurso se invertían las jerarquías, olvidándose de las reglas que los oprimían el resto del año: los ricos servían a los pobres, quienes invadían sus casas, vistiendo sus ropas y adornándose con marcada elegancia cuando postergaban sus habituales togas, y se invitaban a degustar junto a ellos verdaderos banquetes, e incluso dormían en sus camas. Era tal la desinhibición que involucraba ese lapso de tiempo que  sentíen el deseo de quitarse sus vestimentas como si a través de ese acto de desnudez (que luego fue tergiversado paradojalmente por la Iglesia como un acto de orgía) estuvieran también liberándose de los deberes y morales con los cuales cargaban, mostrando al mismo tiempo quienes eran realmente, dejando fluir la esencia del ser humano en su puro término de fertilidad. Asimismo, también era una ocasión propicia para visitar a los amigos e intercambiar regalos, fundamentalmente destinados a los niños.
   Finalmente, en los albores de la era de Constantino I, las costumbres paganas aun continuaban predominando, mientras que la religión cristiana era ilegal. Sin embargo, esto cambió cuando el emperador romano comenzó a propugnar el cristianismo, aunque sin abandonar su inclinación por las mencionadas tradiciones populares, tal es así que se convirtió en Sumo Sacerdote del culto al Sol invicto, haciendo parte también a los cristianos en este culto. En este sentido, en el año 321 Constantino legalizó al cristianismo como la religión oficial del Imperio Romano, estableciendo además que el día del nacimiento del Sol invicto sería considerado como una nueva festividad cristiana para venerar el nacimiento de Cristo, hasta que finalmente el papa Julio declaró el año 350 como el inicio de la celebración de la Navidad. 
    Cuántas reminisencias podemos encontrar cuanto más indagamos en el misticismo y nos topamos una y otra vez con los mismos elementos inculcados, como un ritual que continúa reciclándose, tomando a esas culturas ancestrales que parecen tan distantes, ignotas como extrañas cuyo sólo acervo dejado parece ser haber construido la más precisa definición sobre terrorismo en el Tele-visionario de la Real Yanquilandia Ilustrado, el único con la particularidad de que no se lee, en cambio lo escuchamos repitirse todos los días. A su vez, tampoco pretendo justificar el infierno como representación del dios Sol y su significado otorgado por las colectividades paganas, puesto que lo veo como la contra-cara necesaria de donde se sostiene la religión, sino sólo desterrar algunos dioses que han sido pregonados hasta ser adoptados en la actualidad bajo otros nombres, pero sobre bases similares, jugando con las falsas expectativas de la gente  presa del hechizo bajo la ilusión del dios cuya doctrina es dictada por una iglesia que también enseñó a enviar a la hoguera una a una a las opiniones discordantes, que tenía una cárcel  de la Inquisición esperando en Lisboa por los dueños de esos excesos desafiantes, y no se olvidó de compartir el poder con algunos de los personajes más nefastos que ha parido la política, un dios cuyo además de haber creciódo como integrante de las Juventudes Hitlerianas, ahora pretende deslindarse de toda culpa, acusando a los años '70 de los abusos sexuales cometidos por sus colegas religiosos, aquél que se regodea en su unicidad vanidosa, la misma que lo lleva a rebajarse en la desconfianza, cuando no más que en tono amenazante él, el único y verdadero se dirige hacia sus fieles impidiéndoles que se postren ante otro dios, ya que él se reconoce como el dios Celoso (Éxodo), claro, lo que le otorga la licencia para maldecirlos ante la desobediencia, con padecimientos de tisis, fiebre, inflamación gangrena, aridez y otras medicinas para soñar desde la sequía en las cosechas hasta en la propia muerte mediante la lapidación a manos de la propia comunidad (Levítico), castigo que tanto se les replica a los musulmanes actualmente. 
    Sin embargo, aun nos queda una pregunta... ¿quién es esa figura regordeta, barbuda, acuñada como el simpatiquísimo  Papá Noel? ¿Acaso un cerdo capitalista producto de este sistema? Pues, a decir verdad no nos encontramos tan alejados de este concepto. Inspirado vagamente en las leyendas medievales de San Nicolás de Bari, un obispo turco con semejante poder que decidió dedicarse a hacer regalos para los niños pobres, Santa Claus (como les gusta a los del norte) fue publicado por primera vez de la mano del dibujante Thomas Nast como un gnomo gordito de aspecto bastante macabro, ingresando a través de una chimenea, sin uniforme y que prefería usar los colores azules o verdes para su vestimenta. Sin embargo, si continuamos oyendo al relato, nos enteraremos de que una cornuda y para nada agradable criatura, de aspecto demoníaco llamada Krampus, acompañaba al obispo durante la Navidad, castigando a los chicos "malos" con cadenas y campanas oxidadas.
   Saludos de Krampus (nótese su nombre y ubicación en primer lugar)... ¿desde el Inframundo?

   Finalmente, hacia la navidad de 1930 sus servicios fueron contratados por la Coca-Cola y fue entonces cuando el dibujante Habdon Sundblom le dio a lucir los colores de la empresa multinacional, rojo vivo con ribetes blancos y los rasgos ya conocidos.
   Por supuesto, no faltan las reminisencias a las creencias paganas, que esta vez remiten al dios Odin, propio de la mitología germánico-escandinava y aun más, divino soberano de las tradiciones nórdicas. Según sus relatos, era un hombre viejo y sabio, además de gran mago creador del universo, a partir del caos original. Al igual que Santa Claus o Papá Noel (queda a gusto del consumidor), se embarcaba en una travesía cósmica, característica que justificó la atribución del mote de gran viajero. Cabe destacar que suele representárselo montando el singular caballo gris conocido como Sleipnir, de ocho patas. Ahora bien, ¿de dónde se origina la semejanza? Pues bien, sucede que acorde a algunas tradiciones nórdicas, el año comenzaba el 25 de diciembre, con una fiesta que celebraba la Noche de las Madres, que transcurría hasta el 6 de enero (para los católicos, día de Reyes), coincidente con la festividad de la Yule. Durante esa época, todo debía detenerse, tal como las manifestaciones solares lo hacían a causa de la llegada del solsticio de invierno. Los viajeros, entonces interrumpían sus viajes, y muchos se dedicaban a hacerse de un árbol, fresco, tejo o pino, pero con la preferencia de los árboles perennes, los cuales se mantenían verdes a lo largo del invierno. A su pie, se esparcían pequeños trozos de carne y se vigilaban a los cuervos, pájaros sagrados de Odin, ya que el árbol del cual comían el primer trozo de carne debía ser talado, aunque sus ramas eran repartidas a la población para ser adornadas con ornamentos, evocando la fertilidad y la abundancia. Como conclusión, en el tronco se inscribían los deseos colectivos, y hacia la culminación de la Yule era cortado y repartido entre los pobladores para ser quemado como riual en sus hogares. Por otro lado, los niños también tomaban lugar, dejando sus botas repletas de zanahorias, paja y azúcar, cerca de la chimenea como alimento para el caballo volador de Odin, quien les recompensaría en forma de agradecimiento con dulces o regalos.
    Todavía se desconoce con exactitud por qué ríe de forma tan irritante sin parar, y cómo logra pasar a lo largo y ancho de las chimeneas con semejante cuerpo rechoncho. ¿Y los malévolos duendes verdes, de los cuales relata la leyenda, quienes trabajan hasta la extenuación para que Papá Noel tenga preparados sus preciados regalos? ¿Y la simbología que se esconde detrás de los cornudos renos? Tampoco se sabe qué tiene que ver con Jesús.

Aquí nos permitimos un poco de humor.


PD: Feliz cumpleaños a mí.

"Mandar recitar de memoria lo que no se entiende, es hacer papagayos. Enseñen a los niños a ser preguntones, para que se acostumbren a obedecer a la razón: no, a la autoridad como los limitados, ni a la costumbre como los estúpidos. Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra".
Simón Rodríguez, venezolano, maestro de Simón Bolívar.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Yo no le creo

Siempre me causó sospecha, o por lo menos intriga, quien fue presentado por los multimedios masivos durante toda la semana pasada como un nuevo héroe al develar supuestos documentos secretos de la diplomacia estadounidense mediante escabrosas maniobras. Sin embargo, me temo que este hacker y confeso asiduo buscador de la transparencia no pasará de ser un Robin Hood, quien no dará de comer sino a los mismos intereses, cuya reputación estaría perjudicando.
   Ahora bien, vamos a la escena del crimen. Julian Assange, el hombre de la discordia (sí, mejor dejemos al margen para los amarillistas el caso de sus imprevistas amantes suecas) y creador del sitio de Internet Wikileaks, se hizo famoso cuando dejó trascender material  a través de ese medio acerca de los métodos de tortura aplicados por el ejército estadounidense y la cantidad de muertes de civiles durante las guerras de Afganistán e Irak, a las cuales ni siquiera pone en cuestionamiento. Sin embargo, ¿acaso no conocíamos desde la misma Red, donde el susodicho se ufana, videos desgarradores como éste? ¿Y qué hay sobre la cantidad de "errores"  de ataques no provocados ("fue sin querer queriendo, claro) sobre las poblaciones civiles? ¿Aun nos resulta un hallazgo Wikileaks,  habiendo leído y escuchado la vasta cantidad de relatos sobre torturas a turistas y árabes, cuyos sólos rasgos faciales son indicio de su criminalidad para enviarlos destino a Guantánamo, donde da cátedra la C.I.A? Incluso, el cinismo de Bush jr. no sólo las admite, sino también las justifica en Decision Points, sus memorias publicadas recientemente. 

Control mental, torturas y milicias infantiles
video
 
   Con respecto a los chimentos sobre los políticos, que no pasan de ser eso, quien vio alguna película o leyó alguna novela policial sabe que los espías son base esencial de toda organización poderosa para hacerse de información desconocida o anticipada. Sin desdén,  en el libro El Arte de la Guerra (y dudo que exista político que no lo haya, por lo menos hojeado), el maestro Sun Tzu asevera que "nadie es tratado tan cordialmente como los espías; a nadie se premia como los espías"; en otras palabras firman uno de los mejores contratos dentro de las operaciones militares.
   En este sentido, quiero decir que Julian Assange y su equipo de colaboradores no aportaron nada nuevo a lo ya sabido. No obstante, pasaron por alto operaciones tales como Plomo Impune entre 2008 y 2009, cuando Israel asestó Palestina sobre la Franja de Gaza bajo el aprovisionamiento de armas ilegales, como las bombas de racimo, que atentan contra la Convención de Dublin, y el fósforo blanco, un agente incendiario capaz de causar quemaduras gravísimas prohibido, también por el Tratado de Ginebra; por lo tanto sendos crímenes de guerra. A su vez, tampoco nadie se percató de aportar datos sobre  el particular asentamiento de las tropas británicas en campos colmados de opio. Por otro lado, debe quedar en claro cuál es su postura acerca del probado trabajo interno del 11 de septiembre 2001, ya que según su labia intempestiva está constantemente molesto de que la gente sea distraída por falsas conspiraciones, como el 9/11, cuando todos proveyeron  evidencia de las reales conspiraciones para la guerra o el fraude financiero masivo, tal declaró al diario irlandés Belfast Telegraph ("I'm constantly annoyed that people are distracted by false conspiracies such as 9/11, when all around we provide evidence of real conspiracies, for war or mass financial fraud".). Es decir, descalificando el afán de su labor  como periodista descarta de llano brindar cualquier atisbo para la investigación sobre este tema.

Plomo impune, la política de Israel y Estados Unidos S.A., por Eduardo Galeano
video
 Realizado por el usuario You Tube PatoG300,
basado en un artículo publicado por el mencionado escritor en la Contratapa del diario Página 12,
el 18 de enero de 2009. 

¿Y dónde está Osama? Algunos, al igual que yo, se preguntarán cómo quedará el gobierno de Estados Unidos ante la repetida violación a su complejo sistema de seguridad, y calmar los irritantes ánimos de preocupación de Hillary Clinton. Seguramente, obtendrá cierta  preciada transparencia y confianza, escudándose en sus dotes de chicos limpios que nada tienen que ocultar o cuyos movimientos pueden ser difundidos con relativa facilidad ante el nuevo enemigo público mientras puedan aprovechar el  impacto del montaje magnificado por la prensa, desviando la atención para preparar alguna censura u otro trabajo mayor y al tiempo de disuadirnos de algunas incómodas teorías "conspiranoicas".
   Concluyendo, ¡¿alguien me puede explicar por qué aun está en línea la página de un acusado de haber puesto en jaque la seguridad internacional?!

domingo, 28 de noviembre de 2010

Griffin & Phoenix (o Una lección de vida)

    La vi por segunda vez y creo que si no me emocioné como la primera fue porque no lo vi a aparecer a mi compañero, entusiasmado por haber visto una buena película por el cable desde hacía tiempo y pedirme que lo acompañe en otra vista.
    La cámara comienza por posarse en Griffin, un hombre habituado a la fatigante rutina del trabajo, a quien el divorcio y los trajines de la vida cotidiana le impiden encontrar tiempo con sus dos hijos. En ese contexto es cuando recibe una noticia asoladora: su médica le pronostica con toda naturalidad que le queda no más de un año de vida. Es entonces cuando decide abandonar sus actividades diarias para concentrarse en comenzar a vivir, hacer aquéllo que había postergado siempre, eso que no había podido hacer nunca.
    Así es como conoce a Phoenix, aun cuando ella le dice que no es momento de conocer a alguien, sin preguntarse sus nombres, ni indagar acerca de sus vidas, surge a través de su presencia el amor, sólo importa ser feliz de la manera más intensa. Con conversaciones frescas y sinceras, además de situaciones divertidas e inusuales, la película lleva su propio ritmo, el cual no se detiene, sino sólo cambia su rumbo al revelarse la realidad de la mala situación que está atravesando Phoenix, aunque sin atinar a hundirse en el drama demoledor al cual nos tienen acostumbrados cuando se trata de enfermedades en la pantalla.
    Si bien se trata de una película para la cual no van a faltar algunos pañuelos, tanto Dermot Mulroney como Amanda Peet nos acercan una oportunidad repleta de emociones al margen de las típicas historias de amor que recibimos a menudo de la pantalla para descubrir cómo la fuerza del amor pueden ayudarnos a afrontar las dificultades  que nos depara este mundo y aprender que podemos disfrutar de cada momento ya sea del que parezca más banal (para los demás), encontrando una transparente felicidad en ellos. ¿Acaso quién dijo que la felicidad se funda en la grandeza? ¿Alguna vez se dijo que la grandeza no podía hallarse en los pequeños detalles que forman parte de nuestros humanos días? Como terminé de leer hace pocos días en El Principito (esperé hasta recién los 21 para comenzar a deshojarlo), "lo esencial es invisible a los ojos", es el tiempo que compartimos con las personas que elegimos en el camino de la vida, y en ciertas cosas lo que las hace únicas (y por eso, a veces diferentes), realmente importantes  además de especiales para cada uno de nosotros.
   Por otro lado, una interesante alusión mitológica que surge a partir de los apellidos en inglés de los personajes refuerza el sentido del mensaje de la película. Tanto el Fénix como el Grifo corresponden a nombres de criaturas descriptas por culturas antiguas como seres alados. Tradiciones como las egipcias coinciden en el ave Fénix consumiéndose por el fuego cada 500 años para resurgir de sus cenizas luego en una joven y fuerte ave, como la inmortalidad y la resurrección, un símbolo que alude al Sol que muere por la noche y renace por la mañana, tal como contemplar el antes y el después de la primera salida de los protagonistas. En relación a este personaje, cuentan las leyendas griegas que el Grifo, criatura imponente desde que es mitad superior de águila y mitad inferior, de león, tenía las alas enormes de color dorado por su consagración a Apolo, dios del Sol, cuyo tesoro custodiaba. Podía entonces vigilar así tanto el cielo como la tierra, tan valiente como fuerte, así podría describirse el amor de la pareja, desde donde comienza a vislumbrarse una esperanza, casi como un renacer y volver a sentirse vivos aun cuando se presagian los últimos días.
    Basada en su homónima televisiva de 1976, creo que Griffin & Phoenix (2006) sí es una lección de vida, y también una de esas pocas películas para volver a disfrutar y compartir dos veces (y tantas más).

viernes, 12 de noviembre de 2010

La mesa

    Lo único que me gustaba de su oficina era la mesa. De madera y vasta, vastísima, tan pulcra como prolija que parecía que se bastaba a sí misma. Aunque solitaria en la sala de reuniones, desde que tengo memoria me encargué de cubrirla con cuadernos, lápices para colorear y más tarde, con las tareas de la escuela. A veces, impaciente, no esperaba al bar y se transformaba en asiento de meriendas compartidas y refugio de las únicas sonrisas que podía arrancarle su boca en el día.
   El resto, eran papeles, vidas dentro de carpetas apiladas hasta agrietarse, algún día listas para recorrer los pasillos de aquellos tan eminentes como invisibles... y más papeles... y nervios (muchos).
   Quizás por eso quería ser como él, tal vez por la mesa, quizás por él.

martes, 26 de octubre de 2010

Mi Sol en la tierra

   
En algunos lugares del mundo los árboles aun se adueñan de la tierra, mientras las aves  cantan al aire.
En un rincón del mundo, se desvanecieron las murallas de cemento; sólo estaba su mirada, dando vida a esas aves extrañas, los pensamientos.
Desde entonces, dicen que la luna no se acuesta sin contemplar su rostro,
él que despierta al sol, él que ama, en la mañana y hasta la última estrella.


jueves, 7 de octubre de 2010

El Miedo a la Libertad

    ¿Hasta qué punto la libertad puede transformarse en una carga demasiado pesada, al extremo de querer prescindir de ella? Desde que el hombre nace se ve predeterminado a atravesar una determinada secuencia, dependiendo del sistema económico, llegando a ser el factor primordial en la determinación de toda la estructura de su carácter, por cuanto la necesidad de autoconservación lo obliga a aceptar las condiciones en las cuales debe vivir y pronto deberá alimentarse, beber, asimismo desarrollarse en un lugar adecuado, es decir se verá obligado a escoger un trabajo o profesión que le permita sostener su modo de vida. Pero además de estas necesidades fisiológicamente condicionadas, tendrá la necesidad de relacionarse con el mundo exterior, de evitar el aislamiento para no sentirse solo e inseguro. ¿Pueden estos deseos ser tan compulsivamente abrumadores como responsabilidades que lo lleven a renunciar a su propio yo individual en detrimento de ser parte de la sociedad y de sus éxitos?
    Tal como el niño sufre el desarraigo de su madre a medida que comienza a concebir su existencia como una entidad separada de un mundo que se le sobrepondrá en su inmensidad como sus exigencias, Erich Fromm traza un paralelo con el período de producción feudal en su pasaje hacia la era capitalista. El individuo ahora está solo, ya no posee su determinado, inmutable e indiscutido lugar en el planeta, tampoco la Iglesia para explicarle (y justificarle) su origen y destino, ni los brazos de su madre son suficientes para salvarlo de las dudas. Es entonces cuando sobreviene la emergencia del individuo, quien podrá tener miedo, sentirse amenazado, sufrir de angustia e impotencia, sin embargo ya no podrá regresar al seno materno como tampoco revertir el proceso de inviduación, ya que si bien conscientemente volverá a sentirse seguro y satisfecho, en su inconsciente se encuentra abandonando la fuerza y la integridad de su yo, es decir renunciar a su personalidad para sentirse parte del mundo exterior.
    Así inicia el reconocido psicoanalista alemán su recorrido a través de El Miedo a la Libertad (1941) en la historia de la humanidad con el afán de encontrarle respuesta al interrogante de cómo fue posible el surgimiento y establecimiento del nazismo, proponiendo dejar al margen las visiones estrechas que consideran su advenimiento a partir de causas económicas, o psicológicas, sino indagando en ambas.
    "La bella señora está desencarnada". Así como dio el puntapie al afianzamiento de la denominada Reforma protestante y del nazismo, la vorágine de la oleada capitalista fue incorporándose de tal magnitud a través de los siglos que encontró a quienes no pudieron treparse a su cresta tan indefensos en la decadencia bajo la inflación y posteriores devaluaciones de dinero, que los sentimientos de angustia e impotencia ante el mundo tan abrumador como aplastante no tardaron en llegar. Más tarde, no obstante  serían conquistados por los movimientos democráticos en dirección a la destructividad del mal que los amenazaba, encarnado en la superación del autoritarismo. Parece ser que como contrapropuesta, nos ha sido ofrecida la liberación de la sumisión a otro poder externo, ya sea la Iglesia o el fascismo. Sin embargo, formula Erich Fromm "el derecho de expresar nuestros pensamientos tiene sentido sólo si somos capaces de tener pensamientos propios". En este sentido, puedo afirmar la falacia que constituye la base de la democracia, social de origen cristiano, como bien escribía Nietzsche, y propugna que dado que somos iguales merecemos los mismos derechos. Esta postura no ha conducido sino a otro mecanismo de evasión, la automatización de la población, que resulta en un conformismo compulsivo, en el cual mientras continúa concibiéndose como libre y sujeto sólo a su propia determinación, va desprendiéndose de su identidad.
    "Un par de sienes ardientes, que son todo el tesoro". El ejemplo más directo de esta tendencia, puede apreciarse en la influencia de los medios de comunicación y en particular, en su modo tan banal de presentar las noticias como fragmentos de la realidad sin relación alguna entre sí. Por otro lado, tratan de la misma manera, con idénticos tonos de voz sugestivos y esas expresiones gestuales insinuantes una catástrofe devastadora como algún suceso trascendente que pueda llegar a ocurrir en el reality Gran Hermano. La pregunta que vendría a situarse entonces es: ¿cómo sabemos lo que sabemos? No resulta extraño encontrar gente que está convencida que sabe de política, cuando en realidad reproduce casi textualmente lo que lee en el periódico a diario. Pues, otro ejemplo, cuyos efectos podemos ver más a menudo está dada por los métodos de enseñanza. Aun prevalece el falso dogma de que se sabe más cuando se posee mayor información. Mediante esta superstición los estudiantes no aprenden a pensar, en su lugar sólo amontonan cúmulos de hechos recortados e inconexos. Esto no puede provocar más que indiferencia y confusión ante los sucesos del mundo moderno. Si constantemente cambian las necesidades, un teléfono celular se transforma en un reproductor de mp3-cámara de fotos-internet con un celular, si cuando estamos en la universidad, lo único que queremos es obtener buenas notas para graduarnos lo más pronto posible, y cuando lo hemos conseguido, sólo generar dinero para tenerlo todo cuanto pueda poseerse... ¿qué hemos obtenido en el camino?, ¿dónde hemos estado acaso mientras eso ocurría?, ¿qué se supone que deseamos?, ¿queremos en realidad eso, lo hemos elegido como propio?, ¿qué somos?, ¿humanos o emociones prefabricadas?
    Espero que cuando la noche sea más oscura se venga el día en nuestros corazones, como canta Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Queda claro que el capitalismo y la democracia no se llevan bien. Quizás la vida en democracia sea una ilusión, quizás la libertad sea sólo libertad de consumo.

viernes, 30 de julio de 2010

"Y muchos marines de los mandarines..." ¿Qué está pasando en Haití?

  Hace un rato me preguntaba acerca de la escasa información que se recibe actualmente sobre la situación de Haití después del devastador terremoto que transformó en cenizas las posibilidades de los habitantes del país más pobre de América, con cerca de 1.300.000 haitianos que perdieron sus viviendas, quienes intentan sobrevivir refugiadas debajo de lonas y carpas endebles, echados sobre el suelo como despojos humanos, esquivando la inmensurable cantidad de cuerpos enterrados en fosas comunes.
   Sin embargo, indagando en las miserias más emergentes de la potencia a la cual la crisis económica no le es obstáculo para continuar ocupando países, pude divisar una respuesta.
"... Fijate de qué lado de la mecha te encontrás..."  Siendo que Haití es un Estado desde 1804, esto implica que cuenta -o ya contaba- con una forma de organización social con poder, aunque no fuese efectiva. El poder soberano es tal cuando no admite otro poder por encima de sí. Ahora bien, dicha cualidad del poder en el Estado-nación proviene del pueblo. Es decir, la Constitución de Haití, que ha instituido al país como República (del latín, la cosa pública, del pueblo), estableció con ello el mecanismo de designación de los gobernantes y de distribución del poder, que es único y descansa en los mismos haitianos a través del sufragio.
Estados Unidos impone el orden, fotografía tomada del diario El País, edición del 12 de marzo de 2010
    Pero ahora, volvamos a la realidad. Haití es un Estado soberano, entonces ¿cómo es posible que el ejército de Estados Unidos bajo su autoridad haya desplegado 20.000 soldados desde que comenzó la tragedia? ¿Por qué aun mantiene a 11.000 allí? Podemos ver que las reglas no están hechas para los más poderosos, mientras que la tesis democrática de la soberanía planteada en el párrafo anterior se desvanece de un temblor ante las fuerzas armadas norteamericanas, como ya lo hemos visto recientemente en Irak, Afganistán, Vietnam y durante su intervención en los golpes de Estado que erigieron a las dictaduras latinoamericanas de los años '70; en otras palabras, puro palabrerío cuando se trata de aplicar esta teoría a la práctica.
   De este modo, se atribuyeron el control del aeropuerto de la ciudad capital Puerto Príncipe mediante el pretexto de auxilio cuando ni siquiera cuentan con suficiente capacidad de carga para hacer llegar las provisiones a los lugares necesitados, por lo que es falso que se estén encargando de estas tareas, tal como relata desde allí el periodista Fran Sevilla, impidiendo así (¿paradójicamente?) la distribución de la ayuda humanitaria enviada por personas solidarias y otorgando primacía a su propio abastecimiento como al transporte de sus materiales. En este sentido, la ONG Médicos Sin Fronteras, al mes de julio, sostiene que  la respuesta sigue siendo insuficiente, reflejando que apenas ha llegado un 2% de la ayuda prometida, al tiempo que sus aviones han tenido que desviarse hacia Santo Domingo a causa de la ocupación estadounidense, que ha retrasado el arribo de suministros vitales. Incluso, alegando brindar "seguridad" mediante la prevención de los disturbios y posibles saqueos, en realidad sólo consiguen alterar a la población con sus provocaciones exacerbadas, así como su autoritarismo ilegítimo frente a los desamparados haitianos, quienes ven así frustradas sus expectativas de mejora sin un trabajo digno y con una perentoria necesidad de alimentos. Por otro lado, según un informe de dicha ONG, titulado Haití, seis meses después, sus estadísticas médicas no muestran un aumento en el número de víctimas por violencia después del terremoto. Mientras tanto, la Secretaria de Estado Hillary Clinton se resiente por la crítica de algunos medios, cuya mala interpretación no los llevó a entender que la ayuda yanqui era tanto civil como militar.

video

Violencia y sometimiento de las FF.AA. y los Cascos Azules, policía de la O.N.U  

   Al menos, aprovechando esta oportunidad, el actual presidente Obama convocó a sus colegas ex presidentes Bill Clinton y Bush jr., quienes después de deshacerse en halagos unos a otros, dieron la palabra al sr. "Irak=armas de destrucción masiva", quien sí pensó en Haití y no te solicita frazadas ni agua, ¡sólo necesita tu dinero! Ahora, ¿por qué esa pronunciada sonrisa cómplice?
video

   Pero eso no es todo en cuanto a esta tríada, ya que en la Cumbre sobre la Reconstrucción de Haití, llevada cabo en la paradisíaca Punta Cana, República Dominicana, para no espantar a los diplomáticos europeos, a Bill Clinton -sí el mismo de la Guerra del Golfo, en la cual murió mayor cantidad de soldados estadounidenses debido a la aplicación de vacunas  que por los ataques de Irak- también le encomendaron trabajo en la co-presidencia de una Comisión como enviado de la ONU, cuya tarea consistirá en aprobar los proyectos de desarrollo con los recursos que el Banco Mundial -que endeudó a países enteros- entregará para su ejecución.
   Lamentablemente, cuando a cerca de 300.000 personas las socavó el terremoto, junto con sus viviendas e innumberable cantidad de bienes irrecuperables, a las promesas se las están llevado los huracanes del olvido.

"... que cuidan por vos las puertas del Nuevo Cielo",
Queso ruso, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

lunes, 26 de julio de 2010

Confiamos en las mentiras, continuación obligada

   El médico me dijo, ante mi negativa a ingerir el medicamento que me había recetado contra mis persistentes dolores de cabeza: "Tomá la pastilla", frente a mi resistencia. Y de nuevo, luego de haberlo inquirido sobre la composición del medicamento, su fabricante, etc.  insistió: "Pero ésto que no es natural, te va a ayudar a estar mejor... vos por ejemplo, usás anteojos". "Sí, señor, pero yo a los lentes no me los trago".

domingo, 20 de junio de 2010

Confiamos en las mentiras

   Seguramente, resultará casi imposible resistirse a un hombre vestido de guardapolvo, con un doctorado en sus manos y una placa a un costado en la parte superior del pecho, que lo confirma. Inmediatamente, nos inspirará confianza, ya que escuchará atentamente nuestros problemas y estará ahí para brindarle solución a su problema. Sin embargo, ¿hasta qué punto los médicos no son sino subordinados dependientes, incluso empleados de los laboratorios, cuyos medicamentos prescriben en cada consulta? la postergada, pero a esos días obligada visita al médico, me llevé, además de una prescripción y unos retos, un pequeño folleto bastante colorido y llamativo, sobre la tan famosa gripe A, o H1N1, como la haya adoptado su léxico.
   En la presentación, lo que se aprecia es casi una postal, que ocupa la mayor parte de ésta, inundándonos de imágenes conmovedoras. Allí se puede ver a un hombre cariñoso con su pequeño hijo, y la mamá, embarazada sonríe a su lado ante ese momento de ternura y complicidad, tomándole la mano a su esposo. A su vez, en un marco aun más colorido, una pareja de ancianos camina apacible, despreocupados en lo que parece ser un parque.
    Ahora bien, cuando pasamos a la primera hoja, nos encontramos con una gran cantidad de texto disperso en diferentes párrafos cuyo aumento de tipografía y cambio en la tonalidad de color es directamente proporcional a lo paranoico de su contenido. Comenzando con una estadística, ya vemos aparecer la palabra muerte, y en relación a niños y ancianos, para luego pasar a leer las indicaciones a fin de prevenir esta enorme amenaza. Otra vez las sobrecalificaciones de la enfermedad. A propósito, durante el simposio Prevención y Estado Actual de la Gripe 2009, se concluyó que en 2008 murieron 3600 personas en Argentina (en promedio, 10 por día, y considerando que la cifra no variará en demasía de un año al siguiente) a causa de la gripe común, mientras que 626 fallecieron el año pasado consecuencia de la gripe A (sólo abrir con bajos niveles de paranoia).
    A continuación, si nos queda aliento para proseguir la lectura, el susodicho folleto nos dirige hacia las vacunas y su efecto inmunoestimulante, dixit. Esto mejoraría las defensas del organismo en general para prevenir la enfermedad mediante el desarrollo de anticuerpos. ¿Pero alguien realmente puede creer que un licuado de tejido renal de mono, mercurio y otros metales pesados, como también aluminio, lo provocará? Tan sólo, deténganse a las reacciones adversas de algunos medicamentos, si logra descifrar la ínfima letra del prospecto y sus complicados componentes. Además,  conforme al dr. en Odontología y especialista en Salud Pública y Bioterrorismo, Leonard Horowitz, cuyo documental Confiamos en las mentiras recomiendo ver en su integridad, hay un error cuando se afirma sobre dicho efecto, pues el mismo sólo se produce al exponernos naturalmente a proteínas extrañas que desafían nuestro sistema inmune, y cabe decir que es prácticamente imposible que se nos vacune de todas las plagas existentes. Por el contrario, lejos de su tan mentada y difundida bondad, las vacunas sólo serían responsables de hipersensibilización y contaminaciones masivas, teniendo en cuenta la exigencia del seguimiento riguroso al calendario de vacunación que imponen las escuelas públicas del país. Pero entonces, ¿de dónde proviene esta creencia? Buscando más artículos en la  tan infinita y libre red, me topé con uno, publicado originalmente por la dra. Rebecca Carley en el cual explica esta falacia ya dogmatizada: "la observación de que los mamíferos se recuperan de las infecciones de microorganismos, adquiriendo inmunidad natural para responder a infecciones posteriores". Según el libro Biología, la vida en la tierra, de Teresa y Gerald Audesirk, y Bruce E. Byers, profesores de biología, en 1798, el médico Edward Jenner descubrió que la infección con una enfermedad de las vacas llamada vacuna (cowpox) confería inmunidad a la viruela, de ahí la raíz etimológica de la palabra.
   En realidad, después de que el cuerpo ha sido invadido por antígenos, ya sea por virus, bacterias y otros microorganismos, el sistema inmunitario organiza dos tipos de ataque: las células B, cuyos anticuerpos circulantes secretados al torrente sanguíneo, proporcionan la inmunidad humoral atacando a los invasores antes de que puedan entrar a las células del organismo, mientras que las células T producen la inmunidad mediada por células, atacando a los invasores que han penetrado en el cuerpo.
   Cada célula B lleva un tipo específico de anticuerpo en su superficie. Al presentarse una infección, los anticuerpos de unas cuantas células B pueden unirse a los antígenos del invasor, provocando la división rápida de estas células B. De este modo, las nuevas células clonadas producen grandes cantidades de sus anticuerpos específicos y los vuelcan al torrente sanguíneo, protegiendo contra los invasores que se encuentren allí, como sustancias químicas o bacterias, hongos y otros microbios parásitos. Sin embargo, algunos de ellos, por ejemplo las infecciones virales son vulnerables a la respuesta humoral y logran ingresar a las células del organismo.
   El proceso se completa a través de las células T, las cuales en sus cuatro tipos producen la inmunidad mediada por células, cuya especie citotóxica secreta proteínas que rompen la membrana plasmática (estructura laminar que engloba a las células) de una célula infectada. Este ataque se activa cuando los receptores de la membrana de la membrana de la célula T se unen a antígenos presentes en la superficie de la célula infectada. Incluso, en algunos casos las proteínas liberadas por las células T citotóxicas son similares o idénticas a las que las células asesinas naturales utilizan para crear agujeros gigantes en la membrana de la célula blanco. Además, las células T auxiliares, también poseen receptores para los microbios que han quedado atrapados dentro de la membrana plasmática de los macrófagos (fagocitan, es decir comen todos los cuerpos extraños que se introducen al organismo, como bacterias y sustancias de desecho de los tejidos). Al unirse a un antígeno, dichas células T liberan sustancias semejantes a hormonas que ayudan a otras células inmunitarias a defender el cuerpo. Por su parte, son las células T supresoras las encargadas de actuar una vez que se ha vencido una infección, ayudando a detener la respuesta inmunitaria tanto en las células B como en las células T citotóxicas. Tras haber cesado la infección, algunas células T supresoras y auxiliares persisten, funcionando como céulas de memoria. Al igual que las células B de memoria, éstas ayudarán a proteger al organismo contra una infección futura, conservando la inmunidad a esa cepa específica de microbios durante muchos años, quizás toda la vida. Este desarrollo, bastante complejo, por cierto es conocido como inmunidad natural, si bien es el único existente.
   Retomando la explicación de la dra. Carley, dicha observación llevó, entonces a interpretar que inyectando antígenos extraños en el cuerpo humano, éste estaría inmunizado contra una posible infección. Luego, esta creencia en el marco de un mundo sin guerras mundiales como regulador natural demográfico, y la preocupación por el incremento de la población dentro del capitalismo devastador, fue adoptada como verdad absoluta.
   Sin embargo, no se tuvo en cuenta que el tracto respiratorio de los mamíferos contiene IgA secretora, un anticuerpo situado en la membrana mucosa, que impide la entrada de los microorganismos. A fuerza de la introducción directa de agentes patógenos en el torrente sanguíneo, allí no sólo permanecerán, sino que además proliferarán y mutarán, dado que el sistema inmunitario, a su vez  debe encargarse de eliminar los antígenos  en el ambiente. Siendo que los dos mecanismos fundamentales del sistema inmunitario, celular y humoral,  actúan mediante una relación recíproca e inversa, cuando uno se ve estimulado, el otro es inihibido, la vacunación resultará en una hiperactividad del factor clave en el desarrollo del cáncer y  de las infecciones. Es entonces cuando la supuesta prevención se transformará en enfermedad, que no podrá ser curada suprimiendo la función  esencial del sistema inmunológico.
   Es así como Estados Unidos, mediante las manos verdes de Rockefeller, quien monopolizó la salud de este país en la década del '30, además de Rusia y Japón, importó lo mejor de la camada científica nazi en la operación Paperclip para el desarrollo de lo que sería el bioterrorismo en un laboratorio situado en Camp Detrick, Maryland (actual Fort Detrick). Aunque descripto como "modesto" por funcionarios del gobierno esparcidores de propaganda, cuyas prácticas de investigación ya se habían iniciado en 1941, empleando alrededor de 300 científicos, entre ellos 240 microbiólogos, bajo la dirección de George W. Merck, presidente de la farmacéutica Química Merck.
   Durante la década del '60, ya no tenemos guerras de destrucción masiva. A pesar de ello, se han instalado las resonantes guerras contra el sida y el cáncer, que matan lentamente y cuya licencia de supervivencia es costeada por los pacientes... y esto no es vida.
   De hecho, en 1963, se reunía un gabinete estratégico sobre política global en Iron Mountain, cercano a Houdson, New York con la finalidad de debatir sobre las posibilidades de sostenibilidad económica en un mundo sin guerras. Dicho encuentro concluyó en el "Informe de Iron Mountain sobre la Posibilidad y Conveniencia de la Paz", el cual trataba la vicisitud de comenzar el siglo XXI, conservando tanto las riquezas de las empresas, como el número de la población en creciente aumento, controlables. A razón de ello, veían las funciones de la guerra sustanciales, para el progreso político, económico y social, pero naturalmente no querían destruir nada de la costosa infraestructura construida, conocida la devastación de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, era necesario encontrar un factor, cuyo impacto fuera de tal magnitud que la emulase en sus efectos, "un sustituto político viable de la guerra, debe identificar una amenaza externa generalizada para cada sociedad de una naturaleza y de un grado lo suficientemente importantes como para justificar la organización y aceptación de una autoridad política", tal se leía en el citado informe.
   Es más, el documento -clasificado- pedido por la administración Nixon al premio Nobel de la Paz, por entonces secretario de Estado, Henry Kissinger versa sobre las implicaciones  del crecimiento demográfico mundial para la seguridad e intereses de Estados Unidos.  Allí se recalca: "los habitantes urbanos de barrios pobres (pero aparentemente no emigrantes recientes) podrían servir como una fuerza imprevisible y violenta que amenazara la estabilidad política". Y continúa... "se deben confeccionar acciones y programas adaptados a países y grupos específicos", todo incluido en su plan para reducir la población del mundo, y sobre todo la del llamado tercer mundo.
   En resumen, el objetivo fue la búsqueda del control social alternativo a la guerra convencional, mediante nuevas formas de esclavización, que atraídas por el miedo proporcionaran con su voto de confianza, la estabilización de la economía. Así, por ejemplo nació el terrorismo, subterfugio infame para dar continuidad al bioterrorismo, o las promocionadas campañas de vacunación ante la súbita aparición de nuevas y extrañas patologías, sumada a la paranoia en textos grandes y de todos los colores de las que hacen eco los medios de (des)información. Tan sólo deténganse a ver el absurdo que plantea esta propaganda que ya atrofiaba la cabeza de la población en los años '50.
  
Just duck and cover!
video


video

   Por último, es momento de concentrarnos en el virus de la gripe A, o enfermedad de los barbijos, o la que relanzó el mercado del alcohol en gel, y también puso en jaque a los cerditos. A modo de ilustración, recordemos cómo comenzó todo, así como se desvaneció, de la nada.

Érase una vez en México...
video
  
   Al día de hoy, y sólo a través de sitios casi ignotos, nos llegan noticias acerca de que los europeos se niegan a vacunarse y existen dudas sobre la efectividad de la vacuna.  De este modo, no desperdician oportunidad para hacer muestras de su solidaridad, como el gobierno de España, que donó cuatro millones de vacunas a Colombia, Bolivia, República Dominicana y Nicaragua, aunque los medios de mayor alcance en el país,  como el diario La Nación, se dedican a inducir a la población a que se vacune,  con títulos como "No se vacunó el 38% de los que deben hacerlo". Incluso,  encabezados por Wolfgang Wogard, epidemiólogo y presidente de la Comisión de Salud, del Consejo de Europa, catorce miembros de la Asamblea Parlamentaria solicitaron a este último una inmediata investigación sobre la alarmante alerta que emitió la Organización Mundial de la Salud, apenas conocidos pocos casos infecciosos, sumada a la promoción de drogas apenas testeadas. Pues bien, no es la primera vez que lo hacen: en abril de 2009, Pfizer, la mayor empresa farmacéutica del mundo fue obligada a pagar 55 millones de euros de reparación -resultos durante un acuerdo extrajudicial- después de un ensayo clínico del medicamento Trovan, que tuvo lugar en el estado nigeriano de Kano y causó la muerte a 11 niños en 1996, así como cantidad de discapacitados.
   Mientras observo con frecuencia alguna tableta de pastillas en alguna cartera o bolso, en casa, nos tranquiliza haberles reservado un lugar en algún cajón a frascos de todos los colores y tamaños terminados en -aco o -ixina. Esto se llama drogo-dependencia y también es una patología.
   Hoy yo puedo elegir, pero muchos no, quienes se ven sometidos a prolongados tratamientos contra el cáncer o sida, que en el ánimo de aumentar sus expectativas de vida, sólo incrementan la cantidad de medicamentos que deben consumir, y su costo. Por eso, es hora de que despejemos ese manto de ignorancia o conformidad  en el cual se envuelve cada vez mayor cantidad de personas, enfatizando en  los daños colaterales de las actuales políticas de salud. Si bien Bayer formó parte de IG-Farben, el mismo consorcio auspiciado por Adolf Hitler que Rockefeller, Kissinger, Nixon & cía. captaron  para llevarse a su país, y sus investigadores participaron en experimentos médicos realizados con prisioneros, además de haber forzado a miles a trabajar en condiciones infrahumanas en sus fábricas, hoy vende sus pastillas, persuadiéndote: "Si es Bayer, es bueno" y todo el mundo conoce su slogan, incluso muchos llaman con el nombre  de aspirina al genérico ácido acetilsalicílico. ¿Increíble? ¿Acaso no decía Joseph Goebbels (Ministro de la propaganda nazi) "Miente, miente que algo quedará"? A propósito, adivinen quién firma el mencionado folleto acerca de las vacunas sublinguales, que me dio el puntapié para escribir este artículo.
-->

lunes, 19 de abril de 2010

Y un día... Matisyahu volvió a Rosario

    -Ahh, mirá que curioso... ese es el judío que toca reggae - dije al observar algunos afiches que empapelaban -en forma ilegal, por cierto- una obra en construcción.
    -Uh, yo lo escuchaba en la época que iba a la escuela! - espetó Emanuel, mi compañero.
    Se trataba de Matisyahu, cuya música me presentó apenas regresamos a mi casa, y luego de varias horas de escucha supe que me encantaba la canción Youth y que iría a comprar las entradas para verlo el sábado siguiente, cuando llegase a la ciudad.
    Luego de un sinuoso paseo por el barrio de Arroyito hasta localizar el shopping Alto Rosario con la ayuda afable de varios peatones y la desorientación de una muchacha que atendía una heladería, agudizábamos la mirada para encontrar ahora un lugar dentro del Salón Metropolitano, lugar de la cita.
    "All my life I've been waiting for..." Está bien, está bien... no esperamos tanto tiempo, pero sí nos dio motivo para conjeturar si Matisyahu se habria quedado sacándose fotos en el Monumento, o si habría seguido los consejos de la presidenta, proveyéndose en el supermercados de algunos cortes del afrodisíaco cerdo argentino.

   Y repentinamente, mientras esperaba un vaso de cerveza que había ido a buscar Emanuel, apareció una banda compuesta por batería, guitarra y bajo, tocando un dub bastante alegre, el cual comenzaba a animar la noche.
    Llegó la cerveza... ¡y Matisyahu! Un sorbo que se tradujo al paladar como exquisito, y a las pulsaciones, a su vez como un momento singular para disfrutarlo, asintiendo nuestras cabezas.

    Pasadas alrededor de unas tres canciones, el vocalista se dirigió al público, y en particular a los espectadores sentados en varias hileras, dentro de un "corral" alambrado que circundaba casi todo el escenario. "Do you think it's alright?" ("¿Ustedes piensan que  eso está bien"?), les preguntó refiriéndose al lugar privilegiado que ocupaban quienes habían abonado una entrada mayor precio, mientras nosotros mirábamos detrás de las vallas colocadas como separadores, instantes después divertidos al observar a la mayoría de los concurrentes levantando sus manos como muestra de aprobación. De este modo, el efusivo Matisyahu  pidió a los asistentes (léase patovicas) quitar las obstrucciones, y al fin pudimos acercarnos todos al escenario.
    Más allá de algunos inconvenientes con respecto al sonido, los ritmos le ajustaron la tonalidad a la noche, oscilando entre el constante reggae y el hip-hop, al tiempo que la gran cantidad de gente no dejaba de corear los solos de guitarra. Pese a su carácter sosegado, pudimos verlo vehemente, desplazándose dando saltos a lo largo del escenario, conservando intacta su voz, y muy distendido, sobre todo cuando interpretó la base rítmica que nos contuvimos por aplaudir hasta que terminó.

video


    Secundado por afónicos espectadores, celulares y cámaras captaban su imagen, desplegó su sensibilidad creativa en cada una de sus canciones, y también cuando se arrojó sobre los concurrentes, emulando el smosh clásico de los recitales rockeros. Ya la segunda ocasión se lanzó en un zambullido de tal vibra que cuando intentó volver junto a los músicos, algunos seguidores quedaron amarrados a sus piernas.
   Sin dudas, las canciones más ovacionadas fueron la potente Youth, durante la cual incluso se formó un pogo, King without a crown, cuando se añadió un saltarín 'guapo del 900', la legendaria Exaltation, y por supuesto, su último éxito One day, en esta oportunidad sin la presencia de Fidel Nadal. Aunque tampoco hubo Pettinato, como en el Gran Rex de Buenos Aires, ni banda soporte, hacia la madrugada del domingo, Matis y su grupo nos habían diseminado plenamente su energía, así como los deseos de saber cuándo volverá tras la conclusión de su gira en el país.

video

    Un día, Matisyahu volvió a Rosario, yo ya lo conocía a Emanuel y compartimos el primer recital, del cual no sólo conservamos las entradas, sino además una nueva y agradable melodía en tono de reggae que acompasa cada acorde de la vida.

lunes, 22 de febrero de 2010

Las manos sueltas

   Quiero ver tus manos sueltas, tu mente aprehensiva es capaz de hasta lo intangible. Y si llevás una carga, que sean los libros, los tantos latentes por leer. Que nos desvele sólo el trazado de nuestros sueños, resaltado con la avidez de nuestras miradas, testigos del crecimiento. Quiero ver tus manos sueltas, recibirme... recibirnos, caminando y luego vueltos a sentarnos, porque sobre las tierras pedregosas el paso se hace firme y certero entre tus dedos.

   A mi compañero de estudio, mi mitad y mi entero.

domingo, 3 de enero de 2010

La Caravana de los Deseos, parte I

Fuegos artificiales con el sello MR (Municipalidad de Rosario) sobre el Paraná anoche, bajo este slogan, barquitos vienen y van... y que baile quien pueda, mientras la emergencia no lo ahogue.
¿Calentamiento global, lluvias en desmesura? Las inundaciones constituyen el efecto de una política negligente encabezada, en el caso santafesino, por la mente ingeniosamente lucrativa del senador y "presidenciable".
   Mediante un ejercicio retrospectivo, viajaremos (la embarcación corre por su cuenta) a los años '90, cuando la ley de 1991 creó el Consejo Regional de Obras de Saneamiento de los Bajos Meridionales, área que abarca parte del norte de la provincia de Santa Fe y el sur de la de Chaco, cuyo objetivo era canalizar los excedentes de la región acentuados por tratarse de un terreno de suave pendiente, el agua circula lentamente, proceso dificultado por la escasa permeabilidad del suelo. Pero se trasladó hacia el oeste, es decir que siendo este humedal un factor de influencia importante en la dinámica del río Salado, la cantidad de agua se volcó hacia esta zona, careciendo de los estudios y consenso social adecuados, visto el carácter público del conflicto ocasionado a causa de la reconstrucción de un terraplén interprovincial en 1998 (gobernación de Obeid = mismo partido y no agrego más), cuando productores chaqueños lo destruyeron con el fin de restablecer la circulación de agua. Todo ello inserto en el auge del polo agroexportador del gran Rosario, sobre el eje de la concentración de las tierras y la producción de soja.
   En resumen, la canalización -ilegal o no- mientras drenó por un lado, inundó otro sector. Contradiciendo el principio de toda obra, que debe empezar de un nivel inferior hacia uno superior, provocaron estragos en ambos casos, tanto la alteración de la diversidad del ecosistema de esteros y forraje debido a la desertificación traducida en las consecuentes pérdida de la vegetación e imposibilidad de alimentar al ganado, así como lo evidenciado por las drásticas inundaciones producidas en el 2003, de las que Reutemann, en sus tiempos de gobernador, dio cuenta casi como sin haberlo querido.
video  
   La Dirección Hidráulica provincial, a cargo del Consejo Regional antes mencionado se caracterizó por imponer su corte burocrático (clásico rasgo de la administración 'Lole') e impedir la participación amplia ante la amenaza de arriesgar el poder.
   Actualmente, podemos apreciar que pese a muertes, heridos y copiosa cantidad de bienes materiales que se ha llevado la corriente, la situación no se ha modificado. En la llamada Línea Paraná, dirigentes rurales del Consejo Regional Económico del Norte Santafesino (Co.Re.No.Sa) aseveraron, según el portal Periodismo Plural de Santa Fe en mayo del año pasado, cuando la sequía azotaba a parte importante del país, que el gobierno no ha invertido en las correspondientes compuertas, con las cuales debían complementarse los canales para equilibrarlos durante los períodos de escasez, si bien se ha focalizado en el consumo humano a partir de la distribución de agua, es una realidad innegable que las actividades económicas obtenidas de la producción fijan los asentamientos de la población.
   He tratado de ser lo más sucinta y clara posible desde los datos que pude obtener de Internet. La clave estriba en la sustentabilidad de la población, sólo así podrán ponderarse las necesidades de los habitantes de innumerables regiones en riesgo de ser arrasadas. Una vez más, la responsabilidad es de todos, bajo ningún signo partidista.

Fuentes y mayor información: