Mostrando entradas con la etiqueta desde el alma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desde el alma. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de abril de 2017

A cualquier hombre en mi vida

Yo lo quise como una nena caprichosa
la nena vulnerable, a la que todos abandonan
Sólo para mí y para jugar al amor de un solo modo posible
Primero aprendí a mandarlo a la mierda
Luego descubrí que esa mierda era sólo mía
Que yo la fabriqué mediante la descomposición de los hilos, los más firmes del tejido
que habíamos estado armando
Que sólo yo había puesto semejante énfasis en los agujeros.
Más tarde aprendí a recoger mi propia mierda, a usarla de una forma más decente para ser capaz de desearle lo mejor.
A él también.
Alguna otra vez volveré a recordar el valor de la mierda 
para no volver a pudrir lo que él también quiera que sea.
Lo que tenga que ser.


jueves, 12 de enero de 2017

Memorias

Una persona se acordó de mí.
Me rastreó como se buscan hoy día las personas, por Facebook.
Resulta que durante diez años se había guardado como una fotografía (de ésas en las que uno sale favorecido), una magnitud de detalles que yo ni siquiera imaginaba que alguna vez hubieran acontecido.
Los trajo nuevamente a la existencia con sus palabras.
Y yo seguía inconexa, sin conseguir registrar mi compañerismo.
Sólo un tímido paseo cargado de apuntes, hasta Pellegrini.
Pero aún así surtieron efecto y sin importar por qué, sentí sus memorias como un abrazo mullido de afecto.

lunes, 9 de enero de 2017

Vehemencia

es una palabra que adecuadamente podría calzarme más a menudo
porque me arde no sé si de dentro hacia afuera o viceversa
o ya no importa más que sólo el hecho de que sé que me sienta bien
porque me ilumina las mejillas con el color del fuego
pero de una tonalidad bien distinta a la de la vergüenza
y me gusta porque zozobra, sacude y se atiza en una risa resonante
entusiasmo descubierto que alojaré cuidadosamente en un cuenco 
al amparo de las pródigas alas de Mercurio
 para que nunca jamás se opaque

jueves, 29 de diciembre de 2016

No te puedo, no te quiero, no te voy

No te puedo odiar a pesar de, lo que mi mente interpreta, como desaires.
Porque no es justo, que yo mida así la realidad.
No te puedo querer menos. 
Que yo quererte quiero, con el mismo amor con el que arriban tus aproximaciones.
No te quiero odiar porque cuando empiezas a hablar, tu boca engulle todos mis sentimientos hostiles y acaba con la ira apelmazada.
Y eso que me llevás no sé adónde pero con toda la paz.

No te voy a odiar porque siento que te amo. 

domingo, 18 de diciembre de 2016

Lo único que importa


Se me han escapado las ganas, la fuerza y la voluntad
de tener ganas de algo
y eso me mantiene en vilo

Ya no me concierne si te vas a la mierda
o si de sopetón la mierda decide devolverte
y retomás el circuito de desandar tus pasos erráticos

La libido, Eros, la pasión
o comoquiera decida llamársele
ha vuelto a acariciar mi cuerpo
y ahora es lo único que importa

lunes, 7 de noviembre de 2016

Me sobran las palabras

palabras que no osan repercutir en el cuerpo
y no atinan a surcar la intensidad caleidoscópica del alma

sustancia y resabios de un material tan insuficiente como desencarnado
pieles testigos de otras murallas (que me quiero arrancar a los 33ºC) tan evanescentes como extrañas

se empecinan en seguirle los rastros a una experiencia que también se pretende sensata
pero en su discurrir se confunden con las huellas de otras memorias, otras gentes

y colapsan, se me estallan los sentidos fugaces,
en el cielo salpicado con mojones de nombres extraviados

últimamente me sobran las palabras para casi absolutamente todo

domingo, 16 de octubre de 2016

La dicha del querer a alguien

Esa inexplicable sensación de concebir adorable todo lo suyo
De registrar su ausencia como el incremento de aquél sentimiento
De aprender a regocijarme en la dicha del querer a alguien y manifestarlo
De asumir que no quiero arriesgarme a someter este cálido y real cariño al capricho de exigirle alguna expectativa
De ofrecer lo que esté a mi alcance y atender a recibir lo que de corazón está procurándome

sábado, 3 de septiembre de 2016

Danza de consideración

haberme entregado en cuerpo y alma hasta acabar sitiada en una aridez
por descuidada, por desatenta 
por mis también idénticos demonios
en la mismísima fuente sagrada
descender con la fuerza de las circunstancias hacia las raíces
buscando el agua para volver a fluir
en la templanza de quien todo lo comprende porque el todo la contiene
porque todo está lleno de amor para hacer simpatía

(y el que busca, encuentra...)
y regenerarme en una danza que simbolice toda la consideración que puedo infundirme esta noche




La canción expresa las dificultades que sobrevienen en el destino del amor entre un muchacho de origen turco y una joven, armenia. Más o menos como las delicadas vicisitudes que frecuentan el amor de a 2, el amor del todo y el amor al sí mismo cuando intentan caminar juntos.

domingo, 24 de julio de 2016

Así estamos, querida tocaya



Mujeres que corren con los lobos
Clarissa Pinkola Estés

lunes, 11 de julio de 2016

Sístole y diástole

Colecciono las muestras de afecto como piedras cuyos singulares rasgos fueron brincando directo hacia mis bolsillos y se me enhebraron al cuerpo.
Me cargo de energía con un puñado de canciones y pequeños detalles ponen en marcha sístole y diástole.
Me empeño en remendarme día tras día, y aprecio el conseguir la tela en los retazos de sueños que bondadosamente acuden a mí en silencios nocturnos, en los errores que trato de revertir a hazañas.
Pedaleo en un entusiasmo y una curiosidad aniñadas que no obstante me emplazan en cierto lugar acogedor llamado la Tierra.
Reconozco al Sol como padre y a la Luna como madre, custodios de mi escala de fractal de vida universal.

Procuro seguir a la Naturaleza como maestra, contenedora pujante en el orden y en el caos
Y siempre vuelvo a lavar mis pasos en danzas que espabilan mis células.

domingo, 10 de julio de 2016

Das Unheimliche

Sostenida del extremo de un sueño, me empuja cierta fuerza. Conmigo empiezan a gravitar una cantidad considerable de personas y de objetos en torno. No sé quiénes son aunque creo conocerlos. Se me aparece extraño, el hecho de que aún en la picada consigo acomodarme: me extiendo sobre la cama donde yazgo recostada y me aferro con un movimiento precisamente calculado a su respaldo. Me suena aún más extraño que digan que en la base hay muertos, mientras que yo no me llevo puesto ni un rasguño.

 

miércoles, 6 de julio de 2016

vos estabas de espaldas yéndote quién sabe a dónde
yo volvía a quedar sin manos y pies como una nena vulnerable
ambos arrojados descarados
aparecidos en la mitad de una hoja
suspendidos por una logorrea de mil vacíos

domingo, 26 de junio de 2016


  En tanto alma, más que hija de mis padres, me considero y por consiguiente, aprendo a valorarme como Expresión del Cosmos.

miércoles, 15 de junio de 2016

corro
canto
danzo
medito
escribo
para nada
Y PARA TODO 


domingo, 3 de enero de 2016

El Cisne Negro

Dirección: Darren Aronofsky
(sí, sí: el mismísimo encargado de Pi)
Año: 2010


No puede ser más sincronístico este hecho: recibir el año nuevo decidida por curiosidad a mirar la película El cisne negro y destilar en su transcurso las lágrimas que me indicaban que estaba proyectando la médula de mi vida en otro contexto. Que se realiza hasta en el símbolo donde se muestra el intento de una psique desesperada por querer cruzar los límites arrancándose obsesivamente la piel.
Todos siempre supimos la historia: aquella de las hermanas gemelas opuestas de raíz, una que viste de luz y la otra menos conocida porque yace en la sombra, quienes no sólo van a hacerse la idea de entablar diálogo y reconciliarse, además van a tener que recrear el matrimonio sagrado: fundirse explícitamente para dar lugar a una mayor integridad, como cuando el principio femenino y masculino se sintetizan en un un nuevo ser...
Aunque para atravesar el proceso tengamos que ponernos de rodillas ante la crudeza de los modos con los cuales suele irrumpir nuestra Sombra, o Cisne Negro quien viene a quebrantarnos los cimientos de una estructura uniformemente sostenida, rígidamente mecánica y previsiblemente preparada. Como cuando encarnando el papel del Hades griego nuestro Señor de los Muertos arrebató a la doncella Perséfone de su perpetuo confinamiento en el útero de su polarizada madre. Donde es la fuerza del deseo, de la espontaneidad, de la astucia, de animarse a correr y a pedalear riesgos, de la sensualidad, de las sinuosidades, de la liberación, que vuelven a dar curso a la fluidez de la creatividad, de LA VIDA, porque nada podía latir allí donde nada entraba en movimiento. Con la templanza de saber que cuando nos decidamos a salir a la escena como Cisne Blanco lo haremos perfectamente renovados.
Dice Liz Greene que "en el seno de la psique hay un impulso hacia el crecimiento, que exige un cambio constante de aquellas formas mediante las cuales aquél se realiza. Lo quiera o no, el individuo debe crecer, y el ciclo del crecimiento incluye necesariamente un período de muerte, decadencia, nueva germinación, gestación y nuevo nacimiento. En la totalidad de la naturaleza se confirma este principio". 

sábado, 21 de noviembre de 2015

Mandala trunco

Prorrumpe disolviendo el éter
y quiebra el punto mismo
donde se consuma el enlace de las partículas
o tal vez
las partículas nunca estuvieron del todo en círculo,
la unidad propuesta haya sido un pretexto
para seguir utopizando el encuentro de los semejantes,
cuando el punto mismo se tiende fláccido desde un comienzo
si no sabemos dónde está la marca de su nacimiento 


sábado, 13 de diciembre de 2014

Desde el jardín

    El Sol ilumina, irradia, anima, alimenta, arde, quema, sofoca, consume, marchita, seca. El elemento agua quebraba la polaridad, y de la tierra supe sostenerme alguna vez, entonces respiraba inexorablemente. Pero la pasión hace estragos y 34º que pesan sobre el cuerpo. Exhala humo ese jardín que no cuidaste, gritan sus cenizas, el fuego me acusa y con razón. ¿Sabés si acaso lo has levantado? Entonces, el sudor sería un reparo en el lecho del jardín donde la brizna agoniza. La Luna menguante asoma involucrada porque la llevo en la sangre. Es necesario acabar con la incapacidad que me ha llevado al homicidio. Se trata de una muerte que pondrá fin al defecto de quien mata por amor. No basta con enterrar los restos, aquí hay que abrasar los sentimientos de ira y evaporar la miseria contenida en una humana que no cesa de errarle al corazón. Cuando la Sombra te muerde los talones, ya no sabés qué nombre ponerle al amor.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Autorretrato en 10 minutos de un día

A mí,
          petulante embustera de sí misma, pusilánime en decadencia, aguafiestas de su felicidad (parece mentira), con espasmos de arrogancia compulsiva, manojo de nervios, despojo de una aspirante a ser humano, arrobada impecable, mera merodeadora de las cosas, hilarante hilo de voz, los dados muestran las viciosas caras de la vergüenza, retrocedo a los lugares comunes, se me resiste la casilla de la muerte necesaria y en cambio sobreviene la fatalidad del arrepentimiento... no me doy cuenta de que un alma se parece al tallo de una planta buscando la luz del Sol y yo la arrastro hasta un cúmulo de nubes... mis propios actos me aborrecen.

lunes, 10 de noviembre de 2014

A la vuelta de la lluvia

    un lunes de pajaritos saltarines, se ha tomado el atrevimiento de ponerle al día pantalones jeans,
la foto salió movida y la sacudió con su sensación térmica, de pronto los pajaritos no brincan a su alrededor sino en sus quehaceres domésticos y la mandan a la mierda por montar un estúpido marco romántico de sus cosas y es totalmente justo derribar la desmentida, entonces se extraña de sus zapatillas y luego de sus medias, y poco a poco como para retener el disfrute extiende los pies en el bar y en donde sea, y aunque sea por el respiro de unos dedos da con una liberación que le hincha las mejillas, justo a la vuelta de adonde va a parar la lluvia


Huella espontánea nocturna

circundan a la luna
las nubes agotadas de tanto llover
no están abrazadas
pero ahora se sitúan amables
se cargan de la luz
de un rayo ausente
y acortan el frío que levantó el agua 








PD: Como no contaba con mi astucia ni con una buena cámara para capturar a esas bellezas de improviso, recurrí a la red que nunca nos falla y me encontré con esta preciosa imagen; si a su autor le molesta que figure aquí, de inmediato la quitaré... pero bueno... al fin y al cabo creo que en este cuadro no hay sino una reunión de autores entre la mano humana, los astros y la Naturaleza... de todas maneras, ya sabe que no me rectifico de lo primero que escribí.